Diciembre 2015

La fuerza de George Lucas

Escrito por  Jose Luis Besteiro
La fuerza de George Lucas

Hoy conocemos el éxito y la gran cantidad de fans que tiene la saga de Star Wars, pero sus comienzos fueron de lo más difícil. Solo la fe en su idea, la constancia y su genio, han logrado el prodigio. Si la adversidad pone a prueba nuestro temple, en el caso de George Lucas sus comienzos resultaron de lo más complicado.

«Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes» (Enseñanza del maestro Yoda a Luke Skywalker, Star Wars episodio 5).

Todo empezó con ese accidente de automóvil en su juventud que lo tuvo al borde de la muerte y le hizo replantearse la vida, fue un volver a nacer. A sus veinte años, se matriculó en la escuela de cine de la Universidad del Sur de California la U.S.C., para poder cumplir su sueño de ser cineasta y encontrarse con su destino. Pero su padre se llevó un disgusto, porque quería que heredase el negocio familiar. G. Lucas le llegço a decir: «Papá, tú sabes qué vas hacer esta mañana, exactamente lo mismo que hiciste ayer, así todos los días. Yo quiero hacer las cosas solo una vez». Así es su carácter.

En los años 60 trabajó arduamente en la escuela de cine. Comía y respiraba solo cine, desarrollándose en todas las facetas de cineasta. Muchos grandes cineastas han salido de la U.S.C., como John Millius, Ron Howard, Robert Zemeckis, Taylor Hackford, Randar Kleiser…. Entre sus trabajos de estudiante de cine, tres de los que presentó en el Festival Nacional de Películas se llevaron menciones honoríficas: al documental, al de categoría experimental y el premio máximo en la categoría de drama con THX 1138 Laberinto electrónico.  Más adelante lo convirtió en su primera película, siendo una alegoría sobre el mito de la caverna de Platón en el futuro, donde ya se observan sus inquietudes filosóficas.

Posteriormente, al participar en una película que dirigía un joven Francis Ford Coppola, hicieron gran amistad, siendo determinante su futuro, aunque su relación a lo largo del tiempo ha sufrido diversos altibajos, sobre todo desde su colaboración en Apocalipsis now. Su amigo F. F. Coppola, con el que había fundado la compañía American Zoetrope, la alternativa a la industria oficial, le instigó a que hiciera una película sobre la rebeldía de la juventud, en la cual ambos se veían reflejados, y que hiciera una película más accesible al público. Así nació American Graffiti, siendo un éxito comercial y llevándose un Globo de Oro y cinco nominaciones a los Óscar.

Escribiendo una historia

Este éxito, fue fundamental para llevar a cabo el otro gran proyecto que tenía entre manos. Desde joven le habían apasionado las historias de Flash Gordon que veía en los seriales de la televisión. Intentó hacerse con sus derechos, pero no lo consiguió. Así que se puso a escribir él mismo lo que él denomina su ópera espacial, y poder devolver el entusiasmo e idealismo a la juventud americana con su nueva película. Buscó financiación y pasó por distintas compañías cinematográficas para su nueva película Star Wars. Lo cierto es que nadie la entendía y creían que era algo raro como THX, y por lo tanto, fracaso comercial. Solo el responsable de la producción de la 20th Century Fox de aquel entonces, Alan Ladd Junior, apostó por ella. Como diría G. Lucas, «Me confesó que no la entendía, pero apostó por mí y porque le había gustado mucho American Graffiti».

Star Wars hace referencia al cine de ciencia ficción, el cual no estaba muy bien visto entre los estudios de las películas. Pero era mucho más que eso, le daba la oportunidad de contar historias sin límites.

En esta película esta condensado todo tipo de cine. Hay referencias a películas del oeste, samuráis, caballeros del rey Arturo, magos, cuentos de hadas, el Imperio romano… Cogió aspectos del budismo zen, tan de moda en aquella época por la New Age, y seguramente tuvieron influencia las palabras del filósofo hindú Khrishnamurti, seguido por multitud de gente en California, al cual le dedicó un capítulo en su exitosa serie de TV Las aventuras del joven Indiana Jones.

Pero fundamentalmente destaca la mitología y el héroe, inspirándose en Joseph Campbell y su libro El héroe de las mil máscaras, el cual fue discípulo del gran mitólogo Mircea Eliade. Es el viaje del héroe para encontrarse a sí mismo, al cual hacen referencia todas las antiguas culturas, siendo la nuestra huérfana, no sabiendo cómo encontrar a nuestro héroe interior. Pero G. Lucas hizo realidad el sueño del filósofo y mitólogo J. Campbell de crear una nueva mitología en este tiempo presente, la cual esta carente de mitos y valores, y que hacen al ser humano estar vacío en la vida, sin tener nada trascendente por lo que vivir. El viaje del héroe es encontrar nuestra verdadera esencia, a través de ese viaje, con sus pruebas e iniciaciones. Crea una nueva mitología en ese futuro imaginado, que sirve de referencia al presente, pero basándose en el pasado. La historia siempre le había apasionado, y se preguntaba: ¿por qué vivimos como vivimos, de dónde proviene todo y hacia dónde vamos?

Pero cuando empezó, al presentar su extenso guión, los ejecutivos de la Fox decían que era muy complicado de entender, así que cogió solo una parte del guión, contrató al ilustrador Ralph McQuarrie para que con sus dibujos se pudiera visualizar la película y así empezó la realización de Star Wars. Pensó que si tenía éxito, continuaría con la historia.

Al principio del rodaje se fueron al desierto de Túnez y los contratiempos se sucedían uno tras otro, empezando con la lluvia; luego, tormentas de arena; los robots R2D2 y C3PO que eran manejados por personas en su interior, se asfixiaban por el calor y continuamente se desarmaban. No se sabía qué estaban rodando, se creía que era para niños. Solo el oscarizado actor Alec Guiness puso tranquilidad y armonía en el set de rodaje.

Un rodaje que nadie entendía

george lucas jovenDespués, en Inglaterra, también fue complicado. No entendían que tuvieran que ensuciar los decorados, había divergencias con la iluminación, los técnicos no hacían horas extras, y el tiempo de rodaje se le agotaba y creían que el director estaba un poco loco.

Luego, volvió a California para supervisar los efectos especiales que quería crear para la película y que resultaban imprescindibles para contar la historia y hacerla creíble. Resulta que no habían realizado gran cosa, solo tres efectos de los 365 proyectados y se habían gastado gran parte del presupuesto. No le quedaba mucho tiempo y no podía hacer la película. Tuvo que ser ingresado en el hospital por una subida de tensión, debido a la ansiedad creada por la situación. Al final, tuvo que ser él mismo el que cogiera las riendas de los efectos y los crearon de forma vertiginosa, con espectaculares resultados (hoy día la compañía ILM ha realizado muchos de los efectos especiales de las grandes películas, recibiendo numerosos premios y Óscars). Solo la música de John Williams y los efectos sonoros de Ben Burtt estuvieron mejor de lo esperado.

Estuvieron a punto de cancelar la película, se habían sobrepasado en el presupuesto. Incluso a sus amigos directores, que estuvieron en un primer pase de la película, antes del montaje final, no les gustó y solo Spielberg dijo algo así como que era interesante, aunque no sabemos si dijo esto para que no se hundiera su amigo.

Para realizar la película tuvo que fundar numerosas compañías, desde LucasFilm, ILM Industrias Light & Magic, Skywalker Sound… Ha dado trabajo a miles de personas a lo largo del tiempo, muchas de las cuales se volvieron millonarias por la participación en la saga. La persona más independiente y rebelde que era él, se convirtió paradójicamente en alguien corporativista, pero de una forma muy diferente. Christopher Lee llegó a decir: «A lo largo de mi carrera de actor, los únicos lugares donde he visto trabajar a la gente en una película con entusiasmo y alegría sin igual, fueron en Star Wars y el Señor de los Anillos». De ahí los grandes resultados obtenidos. El éxito de Star Wars no se lo esperaba, y después realizó su otro gran sueño, Indiana Jones, aunque esta vez Spielberg fue el director.

Su independencia siempre ha sido mal vista por Hollywood, posiblemente por no ver que el contrato que firmó por renunciar a su sueldo de director a cambio de llevarse el 40% de la taquilla, además de tener los derechos del merchandising, le hicieron uno de los hombres más ricos de América. Los independientes nunca han gustado a los que quieren tener el control y ganar dinero a costa de la creatividad de otros; de ahí posiblemente la gran cantidad de críticas que ha tenido. Todos tenemos fallos y defectos, pero se trata de manera muy diferente a unos directores y a otros por fallos muy parecidos a la hora de hacer una película.

La película de todos los públicos

A gran parte del público de todas las edades le encantan estas películas, a pesar de sus fallos, ya que ofrece mucho. La primera trilogía está realizada como un drama al más puro estilo griego, siendo sus historias muy personales, heroicas e idealistas. La segunda trilogía conquistó a los niños, dando una amplitud a la historia y a los mundos mostrados y están inspirados en la culturas antiguas, aunque también es una forma de decirnos que todo eso se perdió por la codicia y el egoísmo humano.

Star Wars ha hecho una gran taquilla y ha sido vista por muchísima gente de países diferentes. Si además sumamos que contaba él generosamente en qué se había basado para hacer la película, donde películas de la 2ª Guerra Mundial y La fortaleza escondida, del gran director Kurosawa son fundamentales, era como decirnos que era fácil hacer este tipo de cine. Su capacidad creativa e ingenio le da Star Wars su sello auténtico y original. Muchos directores se basan en tal o cual libro o película y no son criticados por eso, siendo posiblemente la nociva envidia la que ha dado lugar a que sea criticado y desplazado por la poderosa industria del cine americano.

La creación de la primera trilogía le permitió financiar el rancho Skywalker («caminante del cielo»), lugar para el desarrollo de sus compañías y donde los creativos del séptimo arte pudieran trabajar de la mejor manera posible, beneficiándose todo el cine en el futuro en la realización de grandes películas. Las compañías han sido vendidas a la DISNEY porque G. Lucas se ha retirado de la producción de grandes películas.

La magia creada por Star Wars ha hecho que tenga legiones de seguidores, donde mucha gente participa en multitud de eventos relacionados con la saga, como charlas, audiovisuales, etc. Hace soñar y renacer las virtudes de la juventud, siendo guías para mucha gente las enseñanzas filosóficas de la película; incluso se ha creado una especie de religión filosófica jedi.

Star Wars ha sido un antes y un después en la historia del cine. Cambió la forma de contarlo y realizarlo, siendo innovador en gran cantidad de cosas, como el sonido, los efectos especiales, el rodaje digital y un largo etcétera. Además de ser considerada como un bien cultural de los EE.UU. se convirtió en un fenómeno social.

Hoy día, a sus 71 años, G. Lucas dice que quiere seguir disfrutando haciendo cine experimental y de autor. Además se está trabajando en la realización de un museo en Chicago para poder contemplar su obra y legado. Dona parte de su fortuna a distintas instituciones y obras de caridad, al igual que invierte en educación y en la forma de enseñar, porque dice que cuando era niño se aburría de cómo enseñaban en el colegio.

Star Wars, en cierta manera, se dirige a lo que nos queda de niños.

Deja un comentario