star wars ESFINGE min

Octubre 2012

Ciencia para poetas. Poesía para científicos

Escrito por 
Ciencia para poetas. Poesía para científicos

¿Cuánto pesa un beso?

Para calcular el peso de un objeto es necesario saber su masa y la fuerza gravitacional del planeta en el que se encuentre. Contrariamente a la afirmación de Aristóteles, que dijo que los objetos más pesados caen más rápido que los más ligeros, el movimiento no depende del peso; resulta que los objetos con diferentes masas caen a la misma velocidad, porque la aceleración de la gravedad es prácticamente la misma en todas las partes de la Tierra. Cuentan que esto lo experimentó Galileo desde lo alto de la torre de Pisa con una bala de cañón y una bala de madera. También lo experimentó el comandante de la misión lunar Apolo 15, David Scott. Para hacerlo lanzó un martillo y una pluma de halcón en la superficie de la Luna. Este es el vídeo del momento:

http://video.google.com/videoplay?docid=6926891572259784994

Pero creo que sobre la gravedad poética podemos escuchar la voz de Alfonsina Storni:

Esto es amor, esto es amor, yo siento
en todo átomo vivo un pensamiento.

Yo soy una y soy mil, todas las vidas
pasan por mí, me muerden sus heridas.

Y no puedo ya más, en cada gota
de mi sangre hay un grito y una nota.

Y me doblo, me doblo bajo el peso
de un beso enorme, de un enorme beso.

 

De la unión de las dos reflexiones nace mi alegría: todos los besos se mueven a la misma velocidad, así que no hay competencia acerca de cuál llega primero.

Sara Ortiz

Deja un comentario