Marzo 2014

Deporte y salud

Escrito por  Escuela del Deporte
Deporte y salud

¡Hola a todos! Hoy vamos a daros unos sencillos consejos sobre la importancia de la hidratación en la práctica del deporte.

Según el documento de consenso de la Federación Española de Medicina del Deporte, la base para cubrir los requerimientos nutricionales en las personas que hacen deporte es una dieta equilibrada y una correcta hidratación. Pero se sabe que existen necesidades específicas que dependen de otros factores, como las condiciones fisiológicas individuales, el tipo de deporte, el momento de la temporada, etc.

La deshidratación progresiva durante el ejercicio no solo provoca una disminución del rendimiento físico, sino que aumenta el riesgo de lesiones. Afecta al rendimiento deportivo porque disminuye la obtención de energía aeróbica por el músculo; el ácido láctico no puede ser transportado lejos del músculo y disminuye la fuerza. Por ello, es muy importante elaborar una estrategia de hidratación que mantenga el nivel de líquido corporal óptimo mientras se hace ejercicio.

Los deportistas pueden tener una idea aproximada de su grado de deshidratación observando la densidad de la orina. También, una manera sencilla de saber la cantidad de agua perdida en una actividad física es pesarse antes y después de realizar el ejercicio. Si el deportista se pesa en las mismas condiciones durante varios días (al levantarse, por ejemplo), se puede reflejar su estado de hidratación previo al ejercicio, y al comparar el peso antes y después de la actividad física, se determina el grado de deshidratación.

La rehidratación posterior al esfuerzo físico no se consigue solo con agua; incluso puede agravar el problema, ya que se han perdido también electrolitos. Por tanto, es necesario ingerir preparados alimenticios específicos para el deporte. Estas bebidas presentan una composición que ayuda a conseguir una rápida absorción de agua y electrolitos, y evitar así la fatiga, ya que aportan hidratos de carbono y reponen los electrolitos, sobre todo del sodio; los demás iones son irrelevantes tras esfuerzos inferiores a cuatro horas de duración.

Es muy importante, pues, que toda persona que practique una actividad deportiva esté bien hidratada durante todo el día, es decir, antes, durante y después del esfuerzo físico que realice.

Estos consejos, muy saludables, no deben hacer olvidar al deportista la importancia de la superación, por encima de todas las técnicas habidas y por haber. La voluntad en la vida puede obrar prodigios, y en el deporte no es una excepción. Una sana armonía entre los conocimientos necesarios para la superación y la puesta en práctica de esa superación consiguen que el deportista viva algo con la práctica del deporte difícil de definir... pero que es maravillosamente armonizador.

Saludos olímpicos.

Para cualquier consulta estamos a vuestra disposición en: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Bibliografía:

Entrénate, de Domingo Sánchez.

La hidratación en el deporte . Federación Española de Medicina del Deporte.

Deja un comentario