Esfinge suscripción 2017

Mayo 2017

El universo y sus leyes: la ciencia y algo más Entrevista a Félix Torán

Escrito por  Editorial Esfinge
Félix Torán Félix Torán

Félix Torán es doctor en Ingeniería. Trabaja en la Agencia Espacial Europea y cuenta con más de cien publicaciones científico-técnicas y una patente. Desde hace dieciocho años, dedica su tiempo al ámbito del crecimiento personal, impartiendo conferencias en España, Latinoamérica, Estados Unidos y otros países. Excelente comunicador y escritor, algunos de sus libros son: La respuesta del universo , Mente cuántica o, su última publicación, Eres talento.

Félix Torán ha escrito libros de crecimiento personal para niños, y uno de ellos ha llegado a las manos de S.A.R. la princesa Leonor. En 2013 fue padrino en España de la Axe Apolo Space Academy (actividad desvinculada de cualquier agencia espacial), que eligió al primer turista espacial español, y convertirá algunos de sus libros en los primeros españoles en viajar al espacio. Resultó finalista en «Españoles hechos de talento», siendo el segundo candidato más votado de España y el primero en la categoría de Literatura y Comunicación.

 ¿Por qué decididió ser ingeniero?
 Es algo que fluyó de forma natural. No tuve que hacer esfuerzos para encontrar mi pasión. De niño jugaba a diseñar robots. A los diez años ya programaba ordenadores en varios lenguajes, incluso en ensamblador. Me apasionaba crear mis propios juegos y utilidades, e incluso pedí a los Reyes Magos un libro sobre inteligencia artificial. Siempre he sentido una gran curiosidad y no he dejado de hacerme preguntas, pero además he tenido un espíritu muy práctico y orientado a las soluciones.

 ¿La ciencia une a los seres humanos?
 Yo diría que la ciencia beneficia a los seres humanos, siempre que se utilice correctamente. Nos permite conocer mejor el universo (material) y sus leyes. Luego (cuando se hace correctamente), los ingenieros crean tecnologías y soluciones que mejoran la calidad de vida de los seres humanos.
 En cuanto a unirlos, solo en parte. Algunos científicos se muestran más separados que unidos, y libran sus guerras sin ponerse de acuerdo. Sus propios egos a veces tienen más fuerza que la ciencia misma, que debería ser impersonal. Eso no es unir, es separar.
 Una gran cantidad de personas confía en la ciencia, lo cual parece significar un grado de unión. Pero, lamentablemente, no son pocos los que rechazan cualquier realidad que vaya más allá de lo material. A menudo reaccionan contra quienes pueden ver los límites de la ciencia y se atreven a mirar más allá. Y eso no es unir, sino separar…

 ¿Qué hito científico le gustaría vivir?
 Cualquier descubrimiento sobre la materia oscura, energía oscura, campo de punto cero y unificación de teorías de la física. Me siento atraído por las tecnologías y aplicaciones que podrían llegar en el futuro. Me gustaría presenciar la llegada del hombre a otros planetas, el turismo espacial más allá de la Tierra, la computación cuántica, la nanotecnología y la teleportación cuántica, entre otras cosas.

 ¿Tiene la ciencia límites para comprender el universo?
 La ciencia posee el mejor método para conocer el universo material. Nos ha dado un conocimiento sin precedentes, y estoy convencido de que queda mucho más por llegar. Ahora bien, el universo material solo es una porción de la realidad, y no diría que sea la más grande. La ciencia reduce al universo a su aspecto material. Al tomar esa decisión y elevarla al nivel de verdad indiscutible, ya ha creado unos límites para sí misma.
 Mi posición no es anticientífica, puesto que soy un hombre de ciencia, pero  no estoy tan ciego como para reducir el universo al plano material.
 Me permito recordar que la ciencia se ha equivocado alguna que otra vez, y no debemos elevar las teorías científicas al nivel de leyes universales. Aun así, la ciencia aprende de sus errores, algo que siempre he admirado.

entrevista Felix Toran 3

¿Podemos conocer la realidad en su totalidad? ¿Cómo?
 En el plano material, todo son dualidades y relatividades. No hay nada absoluto.
 Todo está formado por polos complementarios, iguales en naturaleza, pero opuestos en grado. Esos polos son relativos. Cada uno contiene algo del opuesto. Por ello, toda verdad contiene algo de mentira, y toda mentira contiene algo de verdad. Por eso se puede tomar una mentira y lograr que la creamos, apelando a la parte de verdad que contiene. Por otro lado, toda verdad contiene cierto grado de mentira. Por ello, en el mundo de la dualidad en el que vivimos, la verdad absoluta no existe.
 Para llegar a la verdad absoluta, sería necesario alcanzar la reintegración con la causa primera, o al menos una de sus primeras etapas de emanación, donde todavía no existe la dualidad.
 En la etapa de evolución en que nos encontramos, eso se nos queda todavía demasiado grande. Conviene preocuparnos ahora de nuestro siguiente paso en esa dirección (que no es poco): superar el dominio del ego, que tanto daño hace a la humanidad.

 Pretende proporcionar herramientas de crecimiento personal. ¿De dónde nace su anhelo por ayudar a los demás?
 Nace del alma. Cuando una persona conoce la verdadera felicidad, se da cuenta de que no es posible ser feliz sin que otras personas lo sean contigo. Me siento realmente feliz cada vez que veo a una persona evolucionar interiormente gracias a uno de mis libros, consejos, charlas, etc.
 

Habla de la importancia de la meditación como vehículo de autoconocimiento. ¿Por qué?
 Para conocer el universo y sus leyes, debemos conocernos a nosotros mismos. Como es fuera, es dentro, y viceversa. Mirar hacia el exterior (como hace la ciencia) es uno de los caminos, pero tiene sus limitaciones (se limita al mundo físico y no está exento de errores). Por ello, se hace necesario mirar también hacia nuestro interior, donde las leyes universales se expresan igualmente.
 Para lograrlo, nos hace falta una herramienta de observación introspectiva: la meditación. En la actualidad hay un gran interés por la meditación, como herramienta antiestrés. Es algo necesario, pero cuando ese problema quede resuelto, el ser humano empezará a interesarse por la potencialidad que la meditación abre a nivel espiritual.

¿Qué es necesario para que ciencia y espiritualidad tengan una relación de amistad?
 Siempre he defendido una aproximación: acercar, pero no mezclar. Ciencia y espiritualidad son complementarias. Pero no se debe mezclar, pues podríamos caer en la pseudociencia, algo con lo que no comulgo. Hay que poner a la ciencia y la espiritualidad en la misma mesa, pero cada una comiendo de su propio plato.

Suele hablar de leyes universales: analogía, ritmo, polaridad, etc. ¿Por qué es importante comprenderlas?
 Resulta esencial comprenderlas si queremos realizar progresos no solo a nivel personal, sino también espiritual. Estamos acostumbrados a creer únicamente en las leyes de la física, que son importantes para movernos mejor en el mundo físico.
 Sin embargo, esas no son las leyes que nos van a ayudar a ser felices. Para evolucionar a nivel personal y espiritual, necesitamos conocer otras que también se cumplen siempre (aunque en planos más elevados): las leyes espirituales. 

entrevista Felix Toran 2

Las leyes físicas, ¿podrían considerarse análogas a las leyes metafísicas?
 Así es. Las leyes que rigen el mundo físico son un reflejo material de leyes análogas que se cumplen a nivel espiritual. Leyes espirituales que se conocen miles de años antes de existir la ciencia (como la de polaridad, causa y efecto, generación, etc.) tienen un reflejo claro en la física. Muchos personajes de la historia de la ciencia eran también grandes místicos, estudiosos de las leyes espirituales, que les inspiraron en su trabajo. Por ejemplo, Newton era un apasionado de la alquimia.

 Aconseja cultivar las virtudes. ¿Una vida virtuosa es sinónimo de una vida feliz?
 Una persona absolutamente feliz practicaría esas cualidades elevadas de forma natural y sin el menor esfuerzo. Pero, por ser humanos, tenemos un ego que no nos deja ser tan perfectos.
 Una vida virtuosa está llena de trabajo. Por un lado, cultivar esas cualidades. Por otro, detectar los productos tóxicos que genera nuestro ego, y ser capaces de transmutarlos en sus opuestos (el odio en amor, la envidia en admiración, etc.).

Dice que estamos en un cambio de paradigma. ¿En qué se basa?
 No es una afirmación basada en la razón. Más bien, se basa en el corazón. Ese cambio de paradigma se siente en todos los aspectos de la vida, y en las personas. Llevo más de dieciocho años trabajando temas de crecimiento personal y espiritual, e interactuando con miles de personas. He impartido cientos de conferencias en ese tiempo, y he podido ver sutiles (pero importantes) cambios en las personas. En el fondo, no es extraño, pues de acuerdo con las leyes universales, la evolución espiritual del ser humano también sigue ciclos.

¿Qué proyectos tiene actualmente?
 En septiembre de 2017 saldrá a la venta mi decimosexto libro, El plano superior , en el cual hablo sobre el materialismo imperante y las limitaciones asociadas, invitando al lector a un proceso de reflexión interior y crecimiento espiritual.
 También se lanzará en 2017 mi cuarto libro de crecimiento personal para niños, titulado Los magos del tiempo , en el que los niños aprenden a gestionar el tiempo a través de un cuento divertido y tierno.

ENLACES DE INTERÉS:
 felixtoran.es
 felixtoran.podomatic.com

 

Deja un comentario