Octubre 2014

Cada vez hay más personas solidarias

Escrito por  Héctor Gil
Cada vez hay más personas solidarias

Entrevista a Angelina Molina, presidenta de GEA

Entrevistamos a Angelina Molina, presidenta de GEA, un grupo de voluntariado nacido en el año 1995 con un sentido ético y humanista, como canalización de lo mejor de los valores humanos hacia el servicio a la sociedad, la naturaleza y la vida. Su campo de actuación es el medio ambiente, la acción humanitaria y social y emergencias.

El grupo recibe su nombre de la antigua diosa griega Gea, que simboliza la Tierra como un gran ser vivo, como una gran madre que cuida la vida en todos sus aspectos y manifestaciones. Tienen interesantes proyectos en trece ciudades de España.

¿Quién es Angelina Molina?

Una mujer normal que descubrió muy joven su vocación de ayudar a la humanidad, y que, poco a poco, ha ido creciendo como persona a través de este camino.

Aunque ya se ha definido lo que es GEA, puedo agregar que GEA es un puente hacia la concienciación social y medioambietal, y una prueba más de que un mundo mejor es posible.

¿Quiénes componen GEA?

Ciudadanos con fuerte vocación de servicio a la Humanidad, comprometidos con las necesidades de nuestro tiempo. Muchos de ellos son profesionales de diferentes disciplinas, y otros, personas que se preparan para realizar su servicio como voluntarios.

¿Por qué hacer voluntariado hoy?

Porque desafortunadamente hay muchas necesidades que paliar, y porque a través de la acción voluntaria se desarrollan los mejores valores humanos: la generosidad, la empatía, la solidaridad y todos aquellos valores que nos hacen ser felices.

¿Cuáles han sido los mayores obstáculos que habéis encontrado y cómo los resolvisteis?

Bueno, obstáculos hemos encontrado principalmente los económicos, ya que muchos proyectos no pueden desarrollarse con amplitud debido a esta limitación. Pero para GEA no es un impedimento; es una dificultad que lentifica nuestra labor pero no la impide. Generalmente lo que otros hacen con miles de euros, GEA lo realiza en su mayor parte con buena voluntad y con medios sencillos.

¿Acción humanitaria es “dar peces” o “enseñar a pescar”?

Sobre todo, es enseñar a pescar, pero no podemos olvidar que hoy hay mucha gente que tiene muchas necesidades, no solo de concienciación, sino que llega hasta insuficiencias de alimentación. Con la generosidad se enseña a ser generoso. Y tenemos que hacer una cosa y la otra.

Tenéis reconocimientos internacionales y mucha experiencia en “Búsqueda y rescate”. ¿Cómo empezasteis y por qué os dedicáis a esta labor especial?

Nuestra andadura en esta área comenzó en el año 2000, cuando tuvimos la oportunidad de asistir a un curso de formación en búsqueda y rescate que impartía el grupo inglés Rapid UK en Turquía. Fue a la vuelta y planteándonos las finalidades de GEA, entre las que está el paliar el sufrimiento y el dolor de todos los seres vivos, cuando vimos la posibilidad de formarnos en este aspecto y desarrollar también nuestro servicio en estos momentos tan difíciles para los seres humanos.

La formación para el voluntariado y la ética es un valor diferencial del grupo GEA. ¿Por qué insistir en eso?

GEA-logotipoDesde GEA entendemos que un voluntario tiene que saber el porqué y para qué hace las cosas. Y estas deben estar basadas en principios sólidos que constituyan el ser de la vida. Si cada voluntario es capaz de pensar, sentir y actuar de forma coherente, seremos agentes de cambio en nuestra sociedad y, ¿por qué no?, en la Historia.

A raíz de la crisis económica, ¿hay más o menos solidaridad?

Al contrario de lo que pudiera parecer, cada vez hay más personas que se solidarizan con el dolor ajeno y tratan de ayudar, aunque no siempre generando los mejores sistemas; hay casos en los que se llega, incluso, a fomentar la mendicidad. Es cierto que las instituciones dedican menos presupuesto a apoyar a entidades que nos dedicamos a estas actividades, aunque no bajan sus presupuestos en fiestas y actividades de diversión que entretengan a los ciudadanos y les hagan olvidar sus verdaderas necesidades.

¿Cómo ves a la juventud actual: se involucra, es idealista?

La juventud de nuestro tiempo vive tiempos interesantes. Les ha tocado enfrentarse a una sociedad artificialmente montada, y son cada vez más los jóvenes que se dan cuenta de ello. Pero está tan bien montado este teatro que siempre hay una función para hacerles distraerse en la pantomima en la que viven envueltos. No obstante, hay muchos que cortan los hilos en este teatro de títeres y se mueven por propia voluntad siguiendo sus sueños e ideales.

¿Cuál es tu secreto para no desanimarte frente a tanto trabajo por hacer?

Mi secreto es la satisfacción interior que experimento cuando acabas tu acción voluntaria. El ver crecer un árbol desde que lo planté y apreciar la magia de la vida, el percibir el brillo de la mirada de agradecimiento cuando has podido contribuir a que la vida de algunos ciudadanos mejore, y el saber que cada acto voluntario que realizo es como una semilla que necesita su tiempo para crecer y que, aunque no la vea yo crecida, su sombra será capaz de cobijar a otros que la necesiten.

¿Hasta qué punto las necesidades que vemos en los demás son nuestras propias necesidades?

Todos necesitamos que nos cuiden y ayuden a construir cimientos sobre los que hacer crecer nuestra vida, como un árbol recién plantado necesita ser regado para que arraiguen sus raíces. Todos necesitamos que nos escuchen cuando nos sentimos solos y queremos compartir la vida, todos necesitamos a quienes nos indiquen o muestren un mapa por donde caminar hasta llegar a nuestro destino. Sí, la acción voluntaria es un trabajo interno y externo si se hace con el corazón.

¿Un voluntario ayuda a otro o se ayuda a sí mismo? ¿Cuáles son los motivos para ser voluntario?

Como dije antes, es un trabajo doble: si no te mejoras a ti mismo no puedes mejorar tu entorno, no puedes ayudar a los demás.

Los motivos para ser voluntario son muchos. Cada quien los centra en un punto: altruismo, solidaridad, sentirse útil, deseo de autorrealización, creencias humanitarias, religiosas, políticas, etc.

¿Qué es mejor: un voluntario o un idealista? ¿Son lo mismo?

No podría decir qué es mejor, pues creo que trabajan con la misma energía. El voluntario mueve su voluntad, esta es la que lo pone en acción para mejorar el mundo, y el idealista trabaja con el mismo principio; es su voluntad la que le hace perseguir sus ideales y trabajar por ellos.

Enhorabuena por todos los proyectos. En especial, nos llama la atención Chapuzas Sin Fronteras. ¿En qué consiste y qué necesitáis?

Este proyecto nació en nuestra sede de GEA en Cádiz. Es un programa de ayuda a personas mayores y dependientes que necesitan cubrir necesidades básicas para poder vivir dignamente. A través de este programa se desarrollan trabajos de obra menor, arreglos eléctricos, de fontanería, en general lo que todos conocemos como chapuzas; arreglar un enchufe, un grifo, etc., que pueden ser considerados trabajos de poca envergadura, pero que para una persona dependiente resultan un muro insalvable; más, cuando no tienen medios o viven solos.

Estos pequeños arreglos constituyen una manera de dar seguridad a estas personas que se sienten indefensas y solas, y contribuyen a hacer un poco más digno el lugar donde habitan.

Este proyecto se está desarrollando en las ciudades de Cádiz, Alicante y Málaga. Y para poder desarrollarlo necesitamos voluntarios que tengan aptitudes para realizar este tipo de trabajos y entidades que quieran volcar su responsabilidad social corporativa sufragando los gastos en material que necesitamos para llevar a cabo los arreglos.

¿Cuáles son vuestros próximos retos y proyectos?

Todos nuestros proyectos son retos, ya que contamos con muy pocas colaboraciones institucionales, así que todos son una forma de superación para la entidad. Pero podemos destacar que queremos ampliar el programa de Chapuzas a más ciudades; seguir con nuestro programa de formación para el voluntariado, que es fundamental para que el voluntariado sea un valor en la vida; poder desarrollar el área de emergencias, tratando de impartir formación a la ciudadanía en esta área; y muchos sueños que se están gestando y que poco a poco os iremos contando.

¿Dónde encontraros y cómo puedo participar en GEA?

En nuestra página web podéis encontrar las direcciones de todas nuestras sedes, donde podéis dirigiros, y solo tenéis que rellenar una ficha de solicitud y se os llamará para poder participar en nuestros cursos de formación y en nuestros proyectos.

www.geaesp.org

https://www.youtube.com/channel/UCbOIl9B1cD1vbxHoCIYyBkg

Donaciones:ASOCIACION DE VOLUNTARIADO GEA

Entidad: LA CAIXA. N.º de Cuenta: 2100-7260-14-2200371717

Compartir

Deja un comentario

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.