Junio 2018

Astrología y hermetismo en Miguel Servet

Escrito por  Dr. Francisco Tomás Verdú
Miguel Servet Miguel Servet

Miguel Servet, médico, teólogo, científico y escritor español, nacido a principios de 1500, fue repudiado por católicos y protestantes, y condenado a morir por dar a conocer descubrimientos científicos que iban en contra de lo que la doctrina religiosa del momento establecía como indiscutible.

Mi profesor de apoyo me explicaba astrología en clases de matemáticas, cuando iba a entrar a la universidad. Fue en la época de Franco, y estos libros estaban prohibidos, hasta el punto de que, en la época de la república, a un maestro le quitaron la posibilidad de dar clase porque le habían pillado, accidentalmente, un libro en su mesa. Curiosamente, él no conocía el tema, pero, a raíz de este acontecimiento, se interesó y se hizo un experto astrólogo.
Cuando ya era médico, un profesor de la universidad de Alicante me invitó a dar una charla sobre astrología en el Ateneo. A raíz de aquello, le pregunté si sería posible que me pudiera dirigir una tesis doctoral sobre astrología, y así fue como se convirtió en mi codirector de tesis, de historia de la medicina.

El trabajo lo hice sobre Miguel Servet, médico, teólogo, científico y escritor español, nacido a principios de 1500, que fue repudiado por católicos y protestantes, y condenado a morir en la hoguera.
He de agradecer la absoluta libertad que tuve para elaborar y presentar la tesina, titulada «Astrología y hermetismo en Miguel Servet». En mi caso, encontré un foco cultural auténtico, todos los profesores que tuve en los cursos de doctorado eran muy abiertos. No como en medicina, donde todavía existen prejuicios.

A raíz de haber hecho la tesina, me apunté a la teosofía de Valencia para estudiar lenguas egipcias, por un interés lúdico. Debido a ello, tuve conocimientos del lenguaje que me han servido para entender muchos conceptos y la obra de Miguel Servet, que está llena de terminología egipcia. Y debido a una gran cantidad de sincronicidades, me he sentido dirigido en mi búsqueda.

Algunos conceptos egipcios
Cuando hablamos del hermetismo egipcio, tenemos que conocer algunas bases:
- La definición de horizonte ( achet ).
- La raíz akh define el espíritu, naturaleza espiritual, elemento de síntesis entre el cuerpo energético y el alma, principio bendito, ser inmortal; y se representa como un ibis, símbolo del dios Thot, que luego sería Hermes.
Casi todas las palabras que son fundamentales en egipcio están representadas con ese signo. Como ejemplo tenemos el dios Ptah, andrógino primordial que contiene lo masculino y lo femenino.
Miguel Servet cita a Porfirio en su obra de la animación del embrión, donde pone lo siguiente.

« … pues los caldeos dicen que de la parte oriental del cielo fluye eternamente un flujo divino inteligible, que mueve el mundo y lo hace girar, y que vivifica a todos los seres del mundo enviándoles almas apropiadas. Desde entonces, todo arado situado del lado de esta región oriental, que es la puerta de entrada de las almas y le conduce por donde espira el universo, es llenado de potencia: este grado es denominado el centro y el horóscopo. Además, todo ser que ha emergido de la madre, o que de cualquier otra manera es apto para llegar a ser un viviente, está en dependencia del flujo invisible que fluye pedazo a pedazo, y tira hacia sí del alma de este flujo, la porción de flujo vital que le llega. Esto es por lo que también se llama a este centro oriental “lugar de la vida”… ».
Horóscopo significa la casa de la vida, el ascendente dentro de la astrología tal como la conocemos.
« …al momento mismo donde el embrión, arrojado por la potencia vegetativa que lo administraba, ha emergido en el aire en el nacimiento. Es de este momento también como los astrólogos deducen la marca distintiva de la concepción » .
Según Porfirio, el hombre tiene dos almas; una es el alma vegetativa, que es la que participa de todo el proceso embrionario, y otra es el alma intelectiva.
El alma intelectiva es la que se adquiere al nacer y empezar a respirar. En casi todas las culturas se maneja esa concepción. En la India es el prana , en Egipto es el aliento vital, en China es el chi …

El horizonte y los astros son muy importantes para la cultura egipcia.
Hermes , en mi opinión es una palabra egipcia. Se compone de Hr (Horus) y Ms que significa «nacido de». Por lo que Hermes significa «nacido de Horus».
Creo que hubo un movimiento en algún momento en Egipto donde el sacerdocio, el grupo cultural de los hermetistas, se consideraban «los nacidos de Horus».
Igual que Hermes es una mezcla de un concepto egipcio y una palabra griega, horóscopo se traduce como «mirar al horizonte», mirar a Horus. Mirar al horizonte y ver qué signo hay en el momento del nacimiento de una persona.
Hora viene de Horus . Los que hablaron por primera vez de los días de 24 horas fueron los egipcios… Los relojes que llevamos con los doce sectores son absolutamente egipcios.

El aliento vital

Lo fundamental que nos interesa comprender de la cultura egipcia, y para mí fue esencial comprender, es por qué a Miguel Servet le había interesado tanto la respiración cardiopulmonar.
En todos los bajorrelieves, por ejemplo en el respaldo de la tumba de Tutankamón, se observa que, solamente las manos de los rayos que derivan del Sol, del dios Ra, que se dirigen hacia la nariz, sujetan la cruz ansada. ¿Esto qué quiere decir? Que lo que se dirige hacia la nariz es el aliento vital. La cruz ansada es un símbolo del aliento vital, lo que va a entrar a través de la respiración, como el prana . Lo mismo se observa en los relieves de Akenatón.
Miguel Servet lo intuía. Este es el esquema de la respiración cardiopulmonar. Él pensaba que a través del aire entraban los espíritus, ya fueran buenos o malos, y se dirigían hacia el corazón. En el ventrículo izquierdo es donde reside el espíritu vital, y a partir de ahí se distribuye por la aorta al cerebro.

Otra idea fundamental es que, bajo nuestra interpretación actual creemos que es el cerebro el que manda… y no es así. Es el corazón el que da la información.
A nivel informático hay un símil muy ilustrativo: podemos tener un gran ordenador, pero si el programa no vale mucho, el ordenador no sirve de casi nada. Y con un ordenador que no sea muy complicado, son unos buenos programas, que no ocupan casi nada de materia cuando están instalados lo que le da el sentido al ordenador, o en este caso al cerebro. El ordenador sería el cerebro y el programa, el corazón.

Los egipcios diferenciaban dos tipos de corazón. Uno era el corazón físico, que lo representaban con la parte delantera de un león, que significa: alcalde, jefe de una localidad, el que dirige, porque ellos pensaban que el corazón es el que dirige. Lo representan con la parte delantera de un león y, por eso, en la astrología tradicional el corazón se relaciona con el signo de Leo.

La otra parte del corazón, más espiritual, es el ib , el corazón en sentido moral, como cuando decimos «qué buen corazón tiene»; no es el corazón físico.

El dios Khnum es el que conforma a los hombres en un torno. Ese torno es el símbolo de lo celeste, es el cielo, son los círculos que forman los planetas alrededor del Sol, el Zodiaco, los planetas, el cosmos.

Quiere decir que el dios Khnum es el que conforma a los seres humanos, o al faraón, depende de donde esté representado, mediante el torno que es el cielo. En algunos tornos, en la base está incluso el símbolo del cielo. El dios Khnum infunde el aliento vital y crea también el ka , el doble del individuo. Normalmente aparecen dos, que son el cuerpo físico y el ka. Por eso muchas veces hacían pirámides para el cuerpo físico y para el ka .
El esquema de la circulación cardiopulmonar lo descubrió Miguel Servet, aunque ya hubo un árabe, que se llamaba Ibn an Nafis, que lo descubrió antes. Pero, que sepamos, Miguel Servet lo desconocía porque permaneció oculto en la historia.
Vesalio, el gran anatomista, fue compañero del Dr. Servet en la Facultad de Medicina de París, y no se le ocurrió cuál era la estructura entre el corazón y el pulmón.
Antiguamente se creía que la mal llamada arteria pulmonar, porque es una vena, era la que llevaba la sangre del ventrículo derecho a los pulmones para nutrirlos. Pero Miguel Servet descubrió que era demasiado grande para llevar simplemente el nutriente al corazón; por eso pensó que iba a regenerarse y a limpiarse en el pulmón mediante el aliento vital.

El Hermestismo

Toda la obra de Miguel Servet toma como referencia el Corpus Hermeticum en la importancia del aliento vital para poder comprender ese mecanismo. En la mayoría de obras sobre este gran personaje, se ha insistido en la influencia religiosa del Génesis sobre él.
La realidad es que Bainton, que es el máximo especialista en Miguel Servet a nivel mundial, dice que estaba por estudiar esa influencia, y yo hice lo mismo. Lo curioso es que no se encuentra en la obra de Miguel Servet nada que trate este tema, hay un vacío total y absoluto. Por algún motivo, no ha interesado mostrar esa imagen; por el contrario, lo muestran como un señor doctor en su escaño, muy religioso, creyente de la Santísima Trinidad, con la teología… que era verdad, pero toda la parte hermética ha desaparecido.
Seils afirmaba que no se podía entender la obra de Giordano Bruno si no se relacionaba con el hermetismo, y esta idea me sirvió también de sustento a toda mi tesis doctoral.
Miguel Servet fue un autor multidisciplinar: era filósofo, astrólogo, médico, teólogo, hermetista. Es nuestro Paracelso, era naturista, tenía una obra donde ya preconizaba el uso de los jugos naturales para curar enfermedades, porque decía que había unos principios vitales de esos zumos; ya pensaba en las vitaminas y todavía no se habían descubierto.

Michael Servetus
Lo condenaron en París por astrólogo, porque escribió y editó una obrita en defensa de la astrología. Fue una condena muy leve, por eso no lo quemaron; lo hicieron más tarde por asuntos de tipo religioso.

Hay que reivindicar que Miguel Servet fue un personaje con conocimientos muy profundos. Los alemanes se sienten orgullosos de que Paracelso utilizase la astrología, la farmacología, las plantas medicinales, la homeopatía... Y, sin embargo, en España se neutraliza la faceta hermética y mágica de la labor de «nuestro Paracelso».
Los egipcios estudiaban lo que se encuentra en el horizonte en el momento en el que el recién nacido respira y entra el alma en el cuerpo.
Dividían el año en 12 sectores, y cada mes y cada día, en 24 sectores. Hablaban de 12 horas nocturnas y 12 diurnas.
También dividían el día en 36 sectores, 36 ciclos de 40 minutos. Curiosamente, la neurología ha demostrado que el cerebro tiene unos ciclos de 40-45 minutos, en los que se genera una onda en el bulbo que se expande por todo el cerebro, y por eso se recomienda descansar unos minutos y, si no se hace, el cansancio se acumula.
Cuando dormimos, también, cada 40 minutos se entra en fase REM, fase de movimiento rápido de los ojos.
Los egipcios también hacían equivalentes un día y un año.
La clave del hermetismo, de cómo se transmiten los conocimientos, es Hermópolis. Hay dos, una en el Delta y la otra, Hermópolis Magna, en el Alto Egipto. Hermópolis significa «la ciudad de Hermes, de Thot».
 
En este gráfico está representado el pasado, el presente y el futuro, como el inconsciente colectivo que explicó Jung. Una de las críticas que recibe el inconsciente colectivo es el mundo de las ideas de Platón y, a su vez, Platón recoge enseñanzas de Egipto.

Astrología y hermetismo en Miguel Servet

El mérito de estos grandes personajes consiste en que lo han sistematizado, lo han aplicado a una filosofía, a una psicología. Son conceptos que existen, se podría decir que no hay nada nuevo bajo el sol. En realidad, lo bueno es que se pueda demostrar y utilizar para el beneficio de toda la humanidad.
Al-khemet se traduce como «tierra negra», el nombre de Egipto. Por este motivo se relaciona la palabra Al-quimia a la tierra sagrada.

  • En el hermetismo van a confluir varias tradiciones:
  • Platón
  • astrología
  • tradición egipcia
  • cristianismo
  • gnosticismo
  • judaísmo
  • otros

Y tres aspectos fundamentales que trato en la tesis:

Astrología.
Aliento vital.
Doctrinas del alma.

Origen del corpus hermético

Un monje de Macedonia lleva los textos a Italia en 1460, en el Renacimiento. Cosme de Medici lo encuentra de tal interés que dejan de traducir la obra de Platón para empezar con esta. El traductor fue Ficino, y la primera edición estuvo en 1471.
Esta obra se considera imprescindible para los siguientes autores:
1.- Champier (1507), médico francés, gran protector de Miguel Servet. Si no lo quemaron antes fue gracias a su intervención.
2.- Giordano Bruno (1545).
3.- Miguel Servet (1511).
4.- Paracelso (1493).
5.- Cornelius Agrippa (1486), mago, astrólogo, médico, maestro de Miguel Servet y de Paracelso.
6.- Copérnico.

La relación con el corazón viene del texto de la teología memfita de la creación, del 2700 a. C. Se relaciona el aliento vital con el corazón. Este órgano es el que informa a la vista, al oído, a la nariz, para que la lengua diga lo que le sugiera el corazón, el logos. El estudio de la lengua se corresponde con el dios Thot, el escriba, símbolo del habla y de la escritura.

300px Diagram of the human heart (cropped) es.svg
En el gran círculo hermético que existía en la época renacentista, se protegían entre ellos, se pasaban información; había gran interés por las obras de Platón, por el corpus hermético… y eso fue lo que impulsó esa revolución.
A veces es casi imposible quitar un prejuicio en algunos colectivos, fijémonos en los que hay en medicina. Después de que Miguel Servet demostrase que lo que se estaba definiendo como una arteria pulmonar es una vena, se le sigue llamando arteria. Y a las arterias pulmonares se les sigue llamando venas. Qué sencillo habría sido llamar a cada estructura por su nombre. La vena se representa de color azul y la arteria, de color rojo. Me costó entenderlo cuando yo era estudiante, porque el mensaje es contradictorio.

Otro concepto importante es que nuestro organismo, el microcosmos, está imbricado en el macrocosmos, tenemos una parte de la totalidad, somos hologramas, por eso la divinidad forma parte de nosotros, la correspondencia entre la parte y el todo. Una célula contiene la información de todo el organismo. También en la reflexología y en la auriculoterapia se estudia el reflejo de todo el cuerpo en una parte.
La perspectiva de la astrología tiene en cuenta el punto de vista biológico, se contempla el centro del individuo, el lugar y el momento de su nacimiento.

icosaedro
Isaac Newton y David Gregory tenían una discusión. Newton defendía que alrededor de una esfera solo caben 12 esferas de las mismas dimensiones. Y Gregory creía que podían rodearla 13. Lo cierto es que se ha demostrado matemáticamente que Newton tenía razón. Se le llama número de oscilación. La unidad a nivel simbólico se proyecta en el 12. Los centros ocupan los vértices de un icosaedro, un cuerpo platónico.
            
Fuentes:
http://10millibrosparadescargar.com/bibliotecavirtual/libros/LETRA%20T/Trimegistro,%20Hermes%20-%20Corpus%20Hermeticum.pdf

Deja un comentario

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar