×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 435

Mayo 2010

Voces que anuncian la renovación moral

Escrito por 
Voces que anuncian la renovación moral

Por Esmeralda Merino

El presente trabajo es, simplemente un collage, de ideas extraídas de los textos publicados por los autores que se citan. Por ello, y para evitar las engorrosas repeticiones de quién es el autor de cada frase, se ha identificado a cada uno con un sus iniciales al principio del escrito, a fin de permitir una lectura fluida, como si del argumento de un mismo autor se tratase.

Dado que son estos autores los que “escriben” este trabajo, cito previamente la bibliografía, con sus iniciales:

ER- Enrique Rojas (psiquiatra y escritor).

El hombre light. Una vida sin valores. Ed. Temas de hoy. ER -99AL-Q

La ilusión de vivir. Ed. Temas de hoy. AL-Q 006

AL-Q - Alfonso López-Quintás (sacerdote, doctor en Filosofía y catedrático en la Universidad Complutense de Madrid).

La revolución oculta. Madrid, ER -998

RA - Rafael Amor (cantautor argentino afincado en España)

Fragmentos de las letras de sus canciones tomados de

www.rafaelamor.com

AR - Álex Rovira (economista, escritor y colaborador habitual de varios medios de comunicación).

La buena crisis. Reinventarse a uno mismo: la revolución de la conciencia. Ed. Aguilar. Madrid, AL-Q 009

La crisis de la consciencia. Artículo publicado en La Vanguardia el ER -ER --0RA-09.

Entrevista en “Cara a cara” en CNN+ (AL-Q 8-07-09).

LAS VOCES

RA- Te han sitiado, corazón,

y esperan tu renuncia.

Los únicos vencidos, corazón,

son los que no luchan.

No te entregues, corazón libre,

no te entregues.

AL-Q - Desde hace un tiempo, los pueblos occidentales están siendo agitados por una “revolución oculta”, que de modo solapado –apenas perceptible para multitud de personas– lleva a cabo una lenta e implacable alteración de la escala de valores. Esta “subversión de valores” encierra suma gravedad, pues no afecta solamente a ciertas concepciones de la vida, sino a la calidad misma de nuestra existencia como personas.

ER - (...) una existencia a la deriva: no se entienden cabalmente los grandes temas de la humanidad, como el sufrimiento, el dolor, la muerte, de dónde venimos y adónde vamos, etc.

AR- (...) la crisis económica que estamos viviendo no es más que un síntoma, la punta del iceberg de un proceso mucho más sutil y complejo. Se trataría de una crisis de consciencia entre cuyos ingredientes esenciales cabría destacar la avaricia, el egoísmo, el narcisismo, la paranoia y abundantes trazos psicopáticos como la falta de sentido de alteridad, de responsabilidad, de integridad, de visión sistémica, ecológica y a largo plazo. (...) Parece que la legalidad pretende tapar la amoralidad en muchos casos.

ER - (...) la enfermedad de Occidente es la de la abundancia: tener de todo lo material y haber reducido al mínimo lo espiritual.

ER - (...) Parto de una base bastante clara para un psiquiatra: la sociedad actual está neurótica, está psicológicamente enferma, lo cual no quiere decir que no existan muchas cosas buenas, positivas, enriquecedoras. Me refiero al conjunto del cuerpo y del tejido social. ¿Y por qué? Porque está desorientada, recorrida permanentemente por mensajes contradictorios difíciles de reconciliar.

ER - (...) Es una sociedad (...) de la cual emerge el hombre light, un sujeto que lleva por bandera una tetralogía nihilista: hedonismo-consumismo-permisividad-relativismo. Todos ellos enhebrados por el materialismo. Un individuo así se parece mucho a los denominados productos light de nuestros días: comidas sin calorías (...), cerveza sin alcohol, (...) tabaco sin nicotina, coca-cola sin cafeína (...)... y un hombre sin sustancia, sin contenido, entregado al dinero, al poder, al éxito y al gozo ilimitado.

AR- (...) La gran paradoja es que la tecnología ha avanzado tan rápidamente que la gente piensa que se puede adelgazar sin esfuerzo físico, se puede aprender sin esfuerzo intelectual, se puede ser amado sin esfuerzo emocional y se puede transformar la vida con un botón, con un mando a distancia o un producto que te ofrezcan por la teletienda.

ER - (...) Esto hace que las aspiraciones más profundas del hombre vayan siendo gradualmente más materiales y se deslicen hacia una decadencia moral.

AR- (...) ¿Cuál es nuestra responsabilidad? (...) Somos la consecuencia de una falta de integridad, de un exceso de ambición, de ingenuidad, de avaricia.

RA- Estamos en un mundo sin fronteras

donde unos van en yates y otros en pateras

ER - (...) en el hombre occidental de la sociedad del bienestar, la tentación de la opulencia conduce gradualmente al individualismo y, por ende, a la difusión de falsos (...) valores (...); una fabulosa mentira que descubrimos demasiado tarde.

AR- (...) La gran mentira, en realidad, es la economía especulativa y la indecencia que hay en la economía del mundo (...). Y hasta que eso no se corrija, hasta que la verdad y la integridad no aterricen en la tierra, (...) seguiremos enfermando.

ER - (...) Es preciso humanizar la sociedad de nuestros días. Ante tantos avances de la ciencia y la técnica, no debemos permitir que lo humano pierda fuerza y quede como un reducto estelar para momentos especiales.

AR- (...) vendrán muchas otras crisis, (...) porque forma parte de la propia naturaleza de los ciclos. La historia del mundo es una historia de crisis necesarias para ir mejorando y aprendiendo.

ER - (...) Hoy se ha producido un importante cambio en (...) las preocupaciones del hombre contemporáneo, de tal manera que lo periférico se ha convertido en epicéntrico, lo epidérmico en medular, lo adjetivo en sustantivo y lo accidental en sustancial. (...) De ahí transitamos hacia una auténtica desorientación moral al diluirse los criterios personales e ir hacia los sociales. Erosión demoledora en la que estamos.

ER - (...) Una sociedad desarmada moralmente va a la deriva al desvanecerse sus fundamentos. Las fronteras entre el bien y el mal ya no tienen unos límites claros, se desdibujan entre los muchos hilos que trenzan el tapiz de lo que debe ser el hombre.

RA- Y aunque el norte

siga siendo el mismo norte,

no es lo mismo perderlo que buscarlo

Aunque parezca, no es igual el desamparo.

AR- (...) es la ausencia de timón que nos conduzca por estas variables de la existencia lo que nos tiene tan desconcertados. Nos hemos deslizado hacia una angustia innecesaria (...), lejos de las fuentes de placer naturales, como el alimento, la protección de un hogar, el vestido... y la conversación constructiva, la reflexión, el contacto con los demás. El dinero y el poder han eclipsado la esencia.

AL-Q - (...) La tendencia a evitar los conflictos (...) crea un clima propicio (...) para (...) sugerir que (...) la paz exige el reblandecimiento de las convicciones y la adopción de una actitud relativista.

ER - (...) el relativismo es otro nuevo código ético (...); no hay nada absoluto, nada totalmente bueno ni malo. De esta tolerancia interminable nace la indiferencia pura.

AL-Q - (...) quedan depreciados (...) la firmeza de ideas y actitudes, la fidelidad, la precisión, la delimitación, el orden, la tenacidad...

ER - (...) Estamos ante la ética (...) del consenso. (...) El mundo y sus realidades más profundas se someten a plebiscito, para decidir si constituye algo positivo o negativo para la sociedad, porque lo importante es lo que opine la mayoría. (...) Es la apoteosis de la incoherencia.

AL-Q - (...) Con intención de largo alcance se toman las instituciones (...) como (...) fortalezas a conquistar. Para ello (...) se las enfrenta con un invasor más sutil: un clima de permisividad (...), de igualitarismo (...), de desarme moral (...), que no fundan unidad sino dispersión y disuelven por dentro los vínculos que forman el entramado estructural de las instituciones.

ER - (...) todo invita al descompromiso (...) porque solo quien es libre es capaz de comprometerse. Y el hombre posmoderno es cada vez más esclavo de sus pasiones, de sus gustos subjetivos.. La desidia está de moda.

RA- Con sonrisa de profetas

y fuerza de gladiadores,

procurando dar la imagen

de los grandes triunfadores,

nuestras pobres marionetas

mueren entre bastidores.

ER - (...) Tenemos así un hombre demasiado vulnerable, en el que existe un cansancio por vivir, (...) por falta de una proyección personal coherente (...) como para arrastrarle hacia el futuro. (...) Por tanto, un hombre así es presa fácil de cualquier encantador de feria que sepa articular bien el discurso.

AL-Q - (...) si uno se presenta como promotor de las inclinaciones instintivas del pueblo, cobra inmediatamente fama de persona al día, avanzada, abierta al progreso (...), en condiciones de poder ejercer las artes del ilusionismo sin levantar sospechas.

AL-Q - (...) Actualmente estamos anegados en mareas de mediocridad, y este anegamiento puede llevarnos a desesperar de encontrar una salida digna si vemos que las instituciones llamadas por vocación a elevar el tono vital de la sociedad están siendo sometidas a una tala sistemática de valores.

ER - (...) No dejarse manipular es una cuestión de empeño personal por salirse del surco diseñado por muchos medios de comunicación, que solo quieren que sus afiliados se distraigan, lo pasen bien, no piensen y se aburguesen como una piara, para ser conducida y tiranizada hacia la mediocridad.





Los amos de la caverna

RA- Ave que no conoce más que los barrotes,

dentro de su jaula cree que vuela.

No me consuela.

AL-Q - (...) la manipulación es una táctica de ilusionismo mental, un juego de manos no con cartas sino con términos, conceptos, ideas, esquemas mentales, razonamientos, medias verdades...

ER - (...) La invitación a que el ser humano y lo que es su vida personal se degraden es hoy día una constante. Desde los más diversos ángulos se nos convoca a dejar de ser nosotros mismos, a transigir y rebajarnos de nivel.

AL-Q - (...) ¿Qué medio tiene a su alcance un tirano en una democracia para privar al pueblo de su auténtica libertad (...) y persuadirlo al mismo tiempo de que le está concediendo todo género de libertades? Ese medio es el uso estratégico del lenguaje y la imagen.

ER - (...) Vivimos en una época confusa en la que los conceptos más importantes tienden a ser falsificados por un uso inadecuado y ligero de ellos. (...) El uso deteriora los términos, como el agua alisa las piedras y las pule cuando pasa con su corriente.

ER - (...) El hombre vive prisionero del lenguaje. Con las palabras juega, (...) las acomoda a sus intereses y lleva su significado como mejor le parece. De este modo, denominando una cosa por otra, podemos alcanzar el fenómeno de la confusión.

ER - (...) La malversación de las palabras (...) ha llevado al uso, abuso y falsificación de los conceptos primordiales. Existe toda una manipulación que desdibuja y trivializa las nociones. (...) En tanto que estafa del lenguaje, es apariencia hueca, que suena sin contenido.

AL-Q - (...) Al utilizar las palabras básicas con un determinado sentido y orientar el pensamiento por el cauce de ciertos esquemas mentales, se deja el hombre moldear por un modo peculiar de ver la existencia. (...) Depauperar el lenguaje equivale a adormecer las conciencias, desmemoriarlas, embotarlas.

RA- En el camino aprendí

que estar solo no es soledad,

que cobardía no es paz

ni ser feliz, sonreír

y que peor que mentir

es silenciar la verdad.

AL-Q - (...) para amenguar la capacidad creadora del pueblo, un medio eficaz es incitarle a pensar de forma inadecuada, banal, superficial, desajustada respecto a la realidad. Una manera concreta de difundir tal modo de pensar es dar por supuesto que no hace falta matizar los conceptos.

AL-Q - (...) Mediante el (...) lenguaje manipulado, el demagogo realiza una labor sistemática (...) de expolio de los valores. (...) La labor de demolición espiritual (...) comienza con el ataque al concepto de tradición, malentendido como apego rígido al pasado. El demagogo necesita quitar al pueblo la memoria del pasado.

AL-Q - (...) De ahí el interés en trasmutar el lenguaje para quebrar su nexo con el pasado y despojarlo de la riquísima herencia que alberga y transporta. Alterado el lenguaje, que es fuente de alimento espiritual para el hombre (...) la fase segunda de la manipulación es la troquelación de un lenguaje nuevo. (...) Un lenguaje simplificado, banalizado, empobrecido, falto de recursos se torna incapaz de comunicar a los hombres la multitud de matices que presenta la realidad.

AL-Q - (...) Este trastrueque de ideales tiene lugar en diversas facetas de la vida humana: la intelectual, la ética, la política, la religiosa, la estética...

ER - (...) En el fragor del oleaje, a través del ruido ensordecedor de los medios de comunicación social, todo se mezcla y se confunde, y las palabras saltan, van, vienen, se revuelven. En esta ceremonia de la confusión todo vale, el mercado está abierto y se juega con el hombre.

RA- ¿Adónde irás tirano, adónde irás?

Te esconderás en las sombras, el sol te delatará

y cuando salgas al sol, serás sombra y te verán.

ER - (...) Pensar es reflexionar, examinar cuidadosamente algo para llegar a cierta conclusión, mediante un ejercicio en el que discurren las distintas vertientes de un tema. (...) Constituye una destreza que requiere oficio, asociación de ideas, conciencia de la cuestión a debatir y, por supuesto, habilidad para combatir argumentos y abrirse paso entre masas de hechos, buscando la síntesis, lo mejor.

AL-Q - (...) Este desarrollo de la inteligencia es bloqueado de forma dolosa, siniestramente eficaz, por las tácticas manipuladoras. El manipulador adopta una actitud sofística: pone los recursos expresivos del lenguaje a su servicio, no al servicio de la verdad que nos enriquece a todos.

AL-Q - (...) la táctica empleada suele consistir en acelerar los procesos de reflexión (...), no ofrecer elementos de juicio, embrollar las cuestiones lo suficiente. (...) Marcar al pensamiento un ritmo tal que haga imposible pensar rectamente implica dejar al hombre fuera del juego intelectual y someterlo a una dirección exterior.

AR- (...) Hay una falsa creencia de que la sobreinformación nos ayuda a prevenir y a evitar un problema, cuando es la acción la que ayuda a resolverlo.

ER - (...) Atiborrar al hombre con una lluvia incesante de noticias de aquí y de allá, de este signo y del contrario, da lugar a una información no formativa, una colección de hechos (...) que no (...) hacen al hombre más maduro, ni más comprensivo ni más humano. Esto va provocando de forma gradual y progresiva una indiferencia por saturación.

AR- (...) Hay muchas maneras de morir en vida. La parálisis es un fenómeno común (...) y un movimiento popular que podríamos equiparar a la hibernación de un oso. La crisis nos arrolla y nos quedamos a la expectativa. ¿Cómo puede ser?

ER - (...) tanta información, minuciosa y prolija (...) no construye, no edifica un hombre mejor, más rico interiormente, que apunta hacia el humanismo y los valores..

AL-Q - (...) Reviste especial gravedad (...) por el hecho de que pocas personas están en condiciones de advertir la existencia de lagunas notables en la información recibida. (...) Para la gran mayoría, lo ausente no brilla por su ausencia; (...) sencillamente (...) no existe.

RA- Perro con la cadena larga cree que es libre,

pero la cadena es la cadena.

Mira qué pena.

AL-Q - (...) la tendencia humana a confundir la libertad integral con (...) estar libre de obstáculos prepara el terreno al demagogo para dar a entender que la libertad se opone a toda forma de cauce y norma. (...) La libertad es una tarea, no un don que pueda recibirse como un objeto.

AL-Q - (...) En nombre de la libertad que se proclama (...) vamos a salvaguardar la libertad de la inteligencia. (...) Solo la verdad hace libres a los hombres, y la manipulación se basa en una serie de falsificaciones en cadena emboscadas en medias verdades.

ER - (...) Es menester saber hacer una criba de todo eso que se recibe, sobre todo por higiene mental. (...) Hay que (...) quedarse con lo esencial.

AL-Q - (...) Si los demagogos amenguan en las personas la firmeza de (...) sus convicciones éticas y fomentan (...) el apego a las gratificaciones inmediatas y fáciles (...), a la comunidad (...) la convierten en mera masa, un montón amorfo e indolente de individuos carentes de configuración precisa e iniciativa. (...) El concepto de masa no es cuantitativo (...) sino cualitativo.

ER - (...) Una dolencia grave del hombre actual es (...) no tener unos criterios firmes de conducta, claros, coherentes, atractivos, humanos y espirituales a la vez. (...) Un comportamiento sin referente ni remitente es propio de un hombre reducido a cosa, a objeto, que vive sin norte y sin brújula.

RA- Me despido, tengo apuro

él también está apurado.

Es el clásico saludo

del que no va a ningún lado.

AL-Q - (...) Las personas masificadas apenas piensan por propia cuenta (...), expuestas a toda suerte de contagios mentales y emocionales, que operan sobre las multitudes con la contundencia destructiva de las antiguas pestes. La guerra de la desinformación tiene como objetivo debilitar (...) los sistemas inmunológicos de la sociedad.

AR- (...) desde los modelos económicos actuales la persona es algo secundario. (...) Hoy son las cosas las que miden el éxito del sistema (vehículos matriculados, superficies construidas, toneladas consumidas) (…) y la persona, reducida a elemento productivo y de consumo, es la que avala un aparente éxito. (...) Lo peor es que estamos comenzando a interactuar como si fuéramos cosas. (...) ¡Es absurdo! (...) es un cáncer que devorará nuestros recursos naturales y nuestros recursos éticos.





Las armas de la vida: los valores morales

RA- En el camino aprendí,

que llegar alto no es crecer,

que mirar no siempre es ver

ni que escuchar es oír.

ER - (...) Un hombre así es cada vez más vulnerable, no hace pie y se hunde; por eso, es necesario rectificar el rumbo, saber que el progreso material por sí mismo no colma las aspiraciones más profundas de aquel que se encuentra hoy hambriento de verdad y de amor auténtico.

AL-Q - (...) Para poder organizar una defensa eficaz contra la avalancha de un fenómeno tan avasallador y solapado como es la manipulación, se requiere en primer lugar ponerse alerta, estar sobre aviso, tomar conciencia clara de que existe tal riesgo.

AR- (...) crisis quiere decir nuevo escenario inesperado, punto de inflexión. (...) En lo individual, (...) es una posibilidad donde, en realidad, tenemos que aprender a ser y no a tener .

AR- (...) Crisis comparte, además, etimología con las palabras crítica y criterio, es decir, la crisis nos invita a ser críticos, a pensar, a cuestionar con qué me quedo y qué debo descartar, qué debo cambiar, y por tanto, a tener mayor criterio. (...) Y la comparte con crisálida, (...) que es la metamorfosis, la transformación. (...) Si no hubiera crisis en la vida, no podríamos evolucionar, sería imposible.

RA- Milagrosa utopía, milagrosa,

que la crisálida se vuelva mariposa…

AR- (...) Las vivencias no son una casualidad. (...) La gran piedra que nos veta el acceso a un nuevo escenario es nuestra tendencia a evitar el sufrimiento. (...) No puede haber día sin noche, vida sin muerte y momentos de bonanza sin momentos de tristeza. (...) En los momentos críticos se abre un horizonte ante el que debemos (...) hacer morir una parte de lo que somos para renacer hacia algo nuevo. Y, necesariamente, este proceso incluye dolor. (...) Con resistencia, cambiamos, pero no nos transformamos. (...) Lo que negamos nos somete, pero lo que aceptamos nos transforma.

ER - (...) Aunque nos cueste reconocerlo (...) el sufrimiento es necesario para la maduración de la personalidad. Es casi su mejor cabalgadura. Este friso de vivencias aleccionadoras nos descubre facetas, ángulos, vertientes y laderas por donde se cuela la vida misma, y nos ofrece una nueva visión de la jugada.

RA- No he de quejarme del negro del dolor y el desencanto,

que siempre sirve lo oscuro para poder ver más claro.

ER - (...) Hoy (...) asistimos al desgaste de los materiales sólidos con los que se edificaban las ideas y las creencias, y que daban firmeza, plenitud y felicidad.

AL-Q - (...) Cuando una persona se ve agredida desde fuera (...), suele (...) atrincherarse en sí misma y disponerse a la resistencia. La conciencia de hallarse en peligro suscita una mayor unión entre quienes comparten ideas, sentimientos e ideales.

AL-Q - (...) el fruto de tal cohesión es la estructura; (...) la estructura es fuente de solidez, dinamismo y levedad. Una realidad estructurada es resistente, firme, y posee energía y dinamismo. Esta vitalidad interna crea una intervinculación (...) entre todos los elementos (...) que (...) instauran un orden vivo, expresivo, flexible.

AL-Q - (...) la idea de unidad, como la de ordenación, jerarquización, sistematización y otras afines, presenta un aspecto muy valioso porque alude a solidez, fuerza, capacidad de perduración, resistencia a las fuerzas disolventes.

AL-Q - (...) Todo tirano (...) percibe (...) este carácter invulnerable. (...) Sustituye el asedio exterior por el interior. El asedio interior consiste en sugerir (...) una entrega a modos de vida pasivos.

AL-Q - (...) dividir para dominar; (...) la división degenera no pocas veces en escisión. La escisión desguaza las estructuras. La falta de estructura desvertebra y empobrece, quita energía (...) y resistencia. (...) Por estar invertebrado, falto de estructura, todo grupo humano masificado carece de fuerza cohesiva, de dinamismo y capacidad de resistencia. Es extremadamente vulnerable a todo intento de disolución.

AL-Q - (...) Debemos tener muy en cuenta que los esquemas mentales no son un mero esqueleto vertebrador del pensamiento; son estructuras mentales que orientan la vida intelectual, volitiva y sentimental del hombre de forma muy precisa.

ER - (...) la vida no se improvisa, sino que se diseña y se vertebra hacia delante.





La misión de vivir

RA -No es lo mismo

sufrir el ansia de un camino,

que sufrir después de haberlo andado.

AL-Q - (...) La vida es (...) misión.

ER - (...) Somos peregrinos de nosotros mismos hacia lo mejor. Nadie quiere dirigirse hacia lo peor.

ER - ...) Hay dos preguntas decisivas que todos debemos hacernos y a las que hemos de buscar una respuesta adecuada (...): ¿quién soy yo?, por una parte, y ¿qué sentido tiene mi vida? La primera remite a mi personalidad: necesito ir troquelándola (...) para encontrarme a mí mismo. (...) La segunda pregunta va directamente al núcleo de la cuestión: saber para qué se vive y para qué se muere: ignorarlo es demasiada omisión.

ER - (...) los griegos predican el “conócete a ti mismo” como un principio inteligente. (...) Implica enfrentarse con uno mismo y procurar “resolverse” como problema.

ER - (...) Sentido es dirección: la vida es como un viaje (...); lo importante es saber adónde uno se encamina. (...) Sentido es contenido: los argumentos existenciales son fundamentales, y el vacío interior es la peor de las carencias. (...) Sentido es estructura: hay que pretender que la vida tenga en su seno el menor número de contradicciones.

ER - (...) Tanto el hombre como el animal morirán, pero para el primero la muerte es propia, personal, biográfica. (...) El hombre muere; el animal termina.

ER - (...) lo mejor es que el corazón esté ardiendo y la cabeza esté lúcida, serena, abierta de par en par hacia todo lo valioso que nos sale al encuentro.

ER - (...) La felicidad consiste en vivir en armonía con uno mismo. Ese estado desprende paz y serenidad. Pero la paz es consecuencia de la guerra, como decía Séneca.

ER -- (...) cuando uno es mayor, la vida se puebla de resultados. (...) Queda patente lo que hemos ido haciendo con nuestra vida.

AR- (...) Quizá deberíamos cuestionarnos a menudo si el niño que fuimos se siente orgulloso del adulto que somos. Este simple ejercicio de reflexión da mucho de sí.

RA- A veces, cuento las monedas de mis años

y no me alcanzan

para comprarme el hombre que pretendo ser.

AR- (...) ¿Dónde está la inteligencia que define al hombre? ¿Nos está idiotizando la cultura de la acumulación o es la falsa omnipotencia que nos brinda la tecnología?

ER - (...) Todos los tipos de inteligencia no serían nada si uno no llega a alcanzar una especie de inteligente modo de vivir. (...) Hay mucha gente inteligente que no sabe vivir de forma adecuada.

AR- (...) los conocimientos académicos apilados en nuestro cerebro durante años son nulos para algunas personas que ni siquiera saben cómo vivir. (...) La actitud es una cuestión de sabiduría vital, que solo nace cuando buscamos y revolvemos (...) dentro de nosotros mismos.

AR- (...) Quedarnos parados, aturdidos y sin ganas de riesgos, esperar el momento propicio es presionar la pausa de nuestra reproducción vital. Vivir el mientras tanto es no vivir, vivir en standby es vivir a medio gas. Creemos que ahorramos energía y, en realidad, la desperdiciamos.





Un mundo nuevo y mejor

RA- Adelante, corazón,

sin miedo a la derrota.

Durar no es estar vivo, corazón,

vivir es otra cosa.

AR- (...) Basta. Ya es hora de reivindicar y recuperar el lazo entre la bondad, la lucidez, el optimismo y la acción coherente.

ER - (...) La vida de cada uno es un arte entre posibilidades y realidades, entre el talento y la voluntad de no darse por vencido. (...) Fuertes en la adversidad. Sólidos en la dificultad. Alegres al tener las ideas claras y la mirada puesta en la meta.

AL-Q - (...) La principal iniciativa de los seres humanos se instaura al participar en ideales comunes, abrigar convicciones éticas sólidas, adoptar actitudes de apertura y solidaridad generosa.

AR- (...) No te conformes con la resignación y el miedo. Lucha, sobreesfuérzate, entrégate, coopera y crecerás haciendo crecer a los demás. (...) Vive por un mundo mejor para tus hijos.

ER -  (...) hay que aspirar a la excelencia. Pretender lo mejor. Porque siempre existirán en una sociedad como esta, (...) tan variada en su tejido conjuntivo, vidas ejemplares, coherentes, rotundas, llenas de sentido, en las cuales las contradicciones flagrantes han pasado a tercer o cuarto lugar.

ER - (...) Enseñar a vivir es una tarea de maestros. (...) El maestro es punto de referencia. Insinúa, tras su conducta (...) una forma de vida (...) repleta de sentido, que empuja a imitarlo. (...) Un modelo de identidad, con un tipo de vida coherente, firme, bien trabado, en el cual emergen los valores y sirven de imán, arrastra con su magnetismo.

ER - (...) Un hombre así está siempre ardiendo. Quema y da calor. Es una luz encendida que ilumina a una muchedumbre entera, que anda perdida de aquí para allá, buscando modelos, referentes y patrones de conducta auténticos.

AL-Q - (...) Al convencer a una persona, no la dominamos; la ayudamos a que se incorpore libremente al campo de una verdad que deseamos compartir. (...) Animar a una persona a aceptar una realidad valiosa (...) no constituye un acto manipulador (...), no se obtura la inteligencia de aquellos a quienes uno se dirige.

RA- En el camino aprendí

que la humildad no es sumisión,

la humildad es ese don

que se suele confundir.

No es lo mismo ser servil

que ser un buen servidor.

ER - (...) los hombres de vuelo superior (...) no son los que siempre vencen, sino los que saben levantarse, aquellos que tienen capacidad de reacción, que saben aprender (...) y distinguir lo que es importante de lo que es accesorio. (...) Debemos vivir con los pies en la tierra y el corazón aspirando a cosas altas, que nos eleven por encima de tantas circunstancias que tiran de nosotros hacia abajo.

AR- (...) La fase de crisis es necesaria si queremos entrar en la fase de “r-evolución”. (...) Los grandes rupturistas de la historia (...) no eran unos elegidos. No nos sacudamos la responsabilidad tan fácilmente. (...) Lo que los distingue (...) es su actitud. (...) ¿Conoces el significado del concepto longanimidad? Es una bellísima palabra (...): ‘Grandeza y constancia de ánimo en las adversidades’.

AR- (...) la masa muscular, la empatía, la comprensión, la inteligencia nacen por sobreesfuerzo: haciendo ejercicio (...), trabajando mejor (...). Así nos transformamos.

ER - (...) unas cuantas herramientas (...) capacitan para ir a más en cualquier campo: (...) orden, constancia, voluntad, motivación y alegría por el esfuerzo de mejorarse.

ER - (...) Tener una personalidad madura es el resultado de un trabajo de orfebrería que significa tallar, pulir, limar, acrisolar la geografía particular. (...) Se trata de luchar por ir desterrando lo negativo, modelando las aristas y las vertientes menos sanas del propio comportamiento. Esta tarea de reforma personal ha de ser ligera pero continua.

ER - (...) Desear es apetecer algo que se ve (...), suele ser periférico al proyecto y (...) la conducta que pone en marcha decae rápidamente, una vez que se ha satisfecho ese anhelo. (...) Un buen ejemplo de este tema sería el de los instintos o tendencias básicas.

AR- (...) Obtenemos un placer casi adictivo en tener y tener. (...) El actual modelo de vida, centrado en el consumo (...) nos debería despertar a manotazos. (...) Ser feliz, más que un agarrar, se está empezando a identificar con un soltar.

ER - (...) Querer es verse motivado a hacer algo poniendo la voluntad por delante, pues sabemos que eso nos hace plenos, nos mejora, eleva nuestra conducta hacia planos superiores. Voluntad es elegir y elegir es renunciar.

AR- (...) En la vida –es así en cada momento clave–, tenemos que renunciar a una parte de lo que somos para llegar a ser lo que de verdad podemos ser.

ER - (...) No hay elección adecuada sin una voluntad templada en el “horno” de la disciplina.

AR- (...) La integridad comporta que seamos responsables. (...) Esta responsabilidad se traducirá, además, en una refrescante y esperanzadora instauración de valores comunes que heredarán las generaciones venideras.

AR- (...) ¿Dentro de ti, en todos nosotros, no existe la voluntad de procurar un mundo mejor para nosotros mismos y para los demás? (...) tenemos dos opciones: o nos ponemos a llorar en un rincón (...) o nos ponemos entre todos, hombro con hombro, y codo con codo, a cambiar la realidad.

ER - (...) La moral es el arte de vivir con dignidad, como corresponde al ser humano. También es el arte de usar de forma correcta la libertad. (...) La moral es la estética de lo mejor.

ER - (...) En este contexto tan singular, tan desordenado (...) lo mejor es aprovechar las enseñanzas del pasado, pero vivir empapado de porvenir.

AL-Q - (...) La historia no es el mero tránsito del futuro al pasado a través de un presente que se reduce a mero instante: es la transmisión de los campos de posibilidades que una generación alumbra y entrega a la siguiente.

ER - (...) Hay que conseguir un ser humano que quiere saber lo que es bueno y lo que es malo, (...) sabiendo que no hay verdadero progreso humano si este no se desarrolla con un fondo moral. (...) Hay que volver a un humanismo coherente comprometido con los valores. Esto hará que se recupere el sentido de la vida. (...) La verdad no puede ser sometida a consenso.

AR- (...) Crisis es vida. Si no vives situaciones críticas es que estás muerto. Celebra que puedes contarlo y sigue remando.

RA- Hermano mío del planeta,


fundemos la aurora de los hombres:

entre la muerte y las cadenas,

que crezcan de nuestros huesos, flores.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar